Día Internacional del Beso

Hoy se celebra el Día Internacional del Beso, se eligió este día conmemorando el récord que batió una pareja en el que se dieron un beso que duró 58 horas!

Hace ya unos 7 años que publiqué este artículo y hoy he vuelto a traerlo para compartirlo con vosotras y vosotros. Espero que os guste!

Besar es una de las conductas que más practicamos y sin embargo no tenemos una explicación científica acerca de ella, ¿por qué nos encanta besar? Besamos para dar suerte, para saludarnos, para que una herida duela menos, para despertar mi pasión y la de mi pareja, para pedir perdón, para demostrar amor…

La Filematología  (ciencia que estudia la historia de los besos) no tiene una teoría certera sobre la aparición de los besos, quizás la más aceptada es la relativa a que las madres primates masticaban los alimentos para convertirlos en papilla, luego pasárselos a sus crías que no tenían dientes y así alimentarlas. Se piensa que a través de la evolución esta conducta alimenticia derivó en una expresión de amor. Sin embargo aunque el 90% de la población besa, hay un 10% que no lo hace; existen muchas curiosidades, por ejemplo en China el beso es visto con repugnancia si se practica en público, los esquimales y los birmanos se restriegan la nariz, en Turquía la ley prohíbe los besos en las pantallas de cine y en Connecticut las parejas no pueden besarse ni en domingo ni en los días festivos.

Otra teoría más reciente llevada a cabo por Helen Fisher sobre imágenes del cerebro de personas cuando se estaban besando, demuestran que al besar activamos tres sistemas cerebrales relacionados con la unión y la reproducción: uno es la conducta sexual, el segundo es el amor romántico o pasión y el tercero, el cariño, por lo que el besar se convierte en un proceso en el que hombres y mujeres evalúan a una posible pareja con el objetivo final de tener éxito en la procreación. La investigadora Wendy Hill nos explica que el beso no sólo sirve para lo relacionado con el apareamiento, también hace que nos sintamos muy bien ya que al besar liberamos  una serie de hormonas que reducen el estrés y aumentan la vinculación social.

Y es que besar conlleva numerosos beneficios: mejora la presión sanguínea, ayuda al sistema cardiovascular, mejora los niveles de colesterol y evita el envejecimiento facial.

 

 

Anuncios