¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA SEXUALIDAD?

“…quiero volver a verte junto a mí en el frente, quiero que salgas de esta casa, que solo vuelvas a esa cama para gritar de gusto y arañar mi espalda, y liberar todos los sueños atrapados en tu cuerpo”. La casa en silencio – La Habitación Roja.

La práctica de una sexualidad sana, plena y placentera correlaciona directamente con el bienestar personal, con una autoestima ajustada y la percepción de uno mismo de sentirse feliz. Si la sexualidad tiene tantas ventajas… ¿por qué el erotismo se va perdiendo?

Quizás muchos de vosotros habéis vivido en primera persona una relación en la que al principio, en la fase de enamoramiento y en la fase de amor pasional la frecuencia e intensidad sexual era muy elevada, a la vez que placentera y divertida. Se disfrutaba y gozaba con las relaciones sexuales compartidas con la pareja, pero luego, parece ser que esta pasión irrefrenable va disminuyendo progresivamente según el tiempo, la relación, la habituación a la pareja, las expectativas y las, cada vez menos, manifestaciones afectivas, así como dedicar más tiempo al trabajo, a las cargas familiares y sociales, y a este ritmo de vida tan rápido que parece que la sociedad actual nos exige.

En relación a esto, he recordado un artículo que leí hace tiempo y que me hizo reflexionar sobre el concepto de la Erótica. En él, la autora Agurtzane Ormatza decía que “la erótica no es más que la expresión de nuestra búsqueda del otro/a”, con lo que abordaba este concepto como un trabajo personal sobre el cuerpo y desde él, invitaba a dedicar un espacio para atender y mimar nuestro cuerpo, ya que es desde donde sentimos la sexualidad, el deseo y desde donde amamos. Me fascina esta definición, tan reveladora en unos tiempos donde tendemos más a tocar las pantallas de los diferentes dispositivos que a acariciar y sentir piel con piel con la persona que elegimos.

            El autor francés, Jean-Luc Nancy decía que “no tenemos un cuerpo, somos un cuerpo”. Esta frase va acorde con lo que para mí es la erótica, entendida como el conocimiento de nuestro cuerpo y es de suma importancia para elaborar nuestra historia sexual, nos permite realizar modificaciones para ajustarlas a las preferencias que nos faciliten disfrutar de la sexualidad, nos concede la oportunidad para expresar nuestros sentimientos y recibir los sentimientos que otra persona nos ofrece, en definitiva, disfrutar del encuentro con la persona a la que deseamos y vivir ese momento como una experiencia gratificante y como un ámbito más de nuestra vida saludable.

Extraída de feedly.com